El lado B de la guerra entre Rusia y Ucrania

0
284

Para este momento, la serie de acontecimientos desatados entre Ucrania y Rusia no son ajenos a los ciudadanos a nivel internacional. Sin embargo, ¿qué está ocurriendo con los refugiados más allá de la tensión política y militar? ¿Habrá surgido alguna especie de trato diferenciado entre los afectados por este conflicto? Entérate de más en el siguiente artículo.

Escribe: Camila Chong


Cada día, se revela mayor información sobre el avance de la guerra entre Rusia y Ucrania, las sanciones hacia los implicados, los efectos sobre diversos ámbitos de cada país, algunas predicciones sobre el desenlace, entre otros temas afines. No obstante, existe una cara de la moneda que está presentando una cobertura superficial por parte de los medios de comunicación: la discriminación hacia cierto grupo desplazado.

 

Por supuesto, dadas las circunstancias en el país atacado, los ucranianos han realizado un llamado masivo de ayuda humanitaria para ser acogidos en los países fronterizos (Polonia, Hungría, Rumania, Moldavia y Eslovaquia). Y dichos países han respondido a la emergencia de manera casi inmediata. Se han suspendido las cuarentenas para abrir las puertas a aquellos que acrediten su procedencia de Ucrania; Polonia ha implementado programas de alojamiento para los refugiados; Eslovaquia les está ofreciendo transporte gratuito y la posibilidad de laborar en todo su territorio; e incluso la Unión Europea está evaluando si brindar el estatuto de protección temporal a los ucranianos, lo cual implica la posesión de una licencia para vivir y trabajar hasta tres años en algunos de los Estados miembros. De hecho, varios Gobiernos han modificado su postura en cuanto al tema de migración, como el primer ministro de Bulgaria, Kiril Petkov, quien alegó lo siguiente: “estos no son refugiados a los que estamos acostumbrados, estas personas son europeas (…) son inteligentes, educadas”.

Asimismo, diversos periodistas y corresponsales de medios internacionales han emitido comentarios parcializados, que incluso pueden resultar ofensivos, tales como: “esto no es Irak o Afganistán, esto es una ciudad relativamente civilizada y europea”, “son como cualquier familia europea que vive a tu lado” o “esto no es una nación del tercer mundo, esto es Europa”.

El racismo es evidente en estas políticas migratorias y estos pronunciamientos; sin embargo, no causa asombro alguno que perdure el trato diferenciado —profundamente arraigado— hacia cierto grupo de personas sobre la base de su etnia, religión o cultura. Sin duda, es una conducta alarmante, pero lamentablemente nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia. Lo que ahora ocasiona mayor indignación es la reacción de los Gobiernos europeos ante la situación de miles de extranjeros cuya única intención es huir de las condiciones devastadoras que están surgiendo a raíz de la invasión rusa. Alrededor de 470,000 personas, desde ciudadanos africanos hasta asiáticos y de Medio Oriente, son quienes sufren a costa del privilegio que gozan los ucranianos, pues se genera una distinción entre los nacidos en el país y aquellos que no.

De acuerdo con los testimonios difundidos por  medio de reportajes o redes sociales, se han formado dos filas (la de locales y la de extranjeros), siendo la de los ucranianos la que avanza a mayor velocidad. Otros casos específicos son los de personas que, tras su llegada a la frontera, eran apartadas por los propios guardias ucranianos quienes inclusive les aconsejaron ir a pie hacia su destino. O, sino, sucedía que los funcionarios elegían a unos cuantos foráneos, mientras que eran personas blancas quienes ocupaban la mayor parte de los buses o trenes rumbo a los territorios aledaños. Peor aún, fueron los casos de a quienes se les dijo que no estaban atendiendo personas con ciertas nacionalidades en específico, dejando a su suerte sin refugio y a temperaturas bajo cero) a víctimas que desesperadamente tratan de velar por su seguridad propia.

En consecuencia, organizaciones, funcionarios gubernamentales y figuras públicas han demostrado preocupación por lo sucedido y han condenado la racialización de los foráneos en el proceso de evacuación de Ucrania. Por su parte, Filippo Grandi, el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) de la ONU, admitió la veracidad de las experiencias descritas, pese a comentarios en línea que las descartan, y anunció que la ONU planea realizar una intervención a fin de que todos reciban el mismo trato. En la misma línea, Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, recordó que su Oficina ha supervisado la situación de los derechos humanos en Ucrania, desde hace ocho años, debido a ofensivas precedentes en Donbás, Crimea y Sebastopol. También, solicitó que el derecho internacional y los principios fundamentales de protección de la vida y la dignidad sean respetados por los Estados, siendo un imperativo que se permita el completo acceso para la asistencia humanitaria a todos los civiles.

 

Evidentemente, los inmigrantes —incluyendo embarazadas, niños, personas con discapacidad y de la tercera edad— se enfrentan a mayores dificultades al intentar buscar lugares seguros así como asistencia vital, pero ello no debería suceder dado que la gravedad de los efectos del conflicto es de igual grado para todos. Por lo tanto, es crucial que los países fronterizos puedan brindarles los medios necesarios, independientemente de su estatus migratorio, para facilitar su movilización y salvaguardar sus vidas. Ellos merecen estar a salvo tanto como aquellos provenientes de un primer mundo supuestamente más civilizado.

Bibliografía:

BBC NEWS. (2022). Invasión rusa a Ucrania: las denuncias de discriminación hacia estudiantes africanos e indios que quieren huir de Ucrania. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-60563744

DW NOTICIAS. (2022). Naciones Unidas pide actuar contra episodios racistas durante evacuación de civiles en guerra de Ucrania. Recuperado de https://www.dw.com/es/naciones-unidas-pide-actuar-contra-episodios-racistas-durante-evacuaci%C3%B3n-de-civiles-en-guerra-de-ucrania/a-61006815

FRANCE 24. (2022). La acogida a desplazados ucranios contrasta con denuncias de discriminación a otros migrantes. Recuperado de https://www.france24.com/es/europa/20220301-refugiados-ucrania-guerra-racismo-europa

INDEPENDENT EN ESPAÑOL. (2022). La ONU admite que refugiados se han enfrentado al racismo en las fronteras de Ucrania. Recuperado de https://www.independentespanol.com/noticias/ucrania-guerra-frontera-racismo-refugiados-b2026009.html

NACIONES UNIDAS. (2022). Bachelet denuncia el impacto de la ofensiva rusa en Ucrania: más de dos millones de personas han abandonado sus hogares. Recuperado de https://news.un.org/es/story/2022/03/1504952

SWI. (2022). La ONU denuncia episodios racistas en la evacuación de civiles de Ucrania. Recuperado de https://www.swissinfo.ch/spa/ucrania-guerra_la-onu-denuncia-episodios-racistas-en-la-evacuaci%C3%B3n-de-civiles-de-ucrania/47400858