Lo que nos queda por ver: qué esperar del cine peruano este 2020

0
726

No existe mal momento para hablar sobre el cine hecho en el Perú. Pero, tras la discusión que se desató recientemente en Twitter luego de que un usuario criticara el cine comercial peruano, específicamente a las producciones de Tondero, y el anuncio de que Netflix realizará por primera vez un filme en el Perú (de la mano de Tondero, naturalmente) creo que es pertinente considerar qué sucederá con las películas peruanas en lo que queda del año.

Según el portal Cinencuentro, el año pasado fue el peor año para el cine peruano desde aquel 2013 en el que ¡Asu Mare! reconfiguró los esquemas sobre lo que significaba hacer cine el Perú. Por otra parte, el número de producciones nacionales parecen estar en aumento. El año 2019, se estrenaron 35 películas peruanas en salas comerciales y, en total, se produjeron 51 películas peruanas. Entonces, nos encontramos en una encrucijada entre una mayor oferta de cine nacional y lo que parece ser una audiencia que ya no se siente tan atraída por lo mismo de siempre. Así que vale la pena explorar que nos ofrecen nuestros realizadores para este año.

Resultado de imagen de la foquita el 10 de la callePor un lado, están las películas de corte más comercial. Aquellas que buscan capturar a un público masivo que en su mayoría busca pasar un buen rato y dejar de lado los problemas de su entorno. Hasta el momento, se han estrenado en salas filmes como La Foquita: el 10 de la calle, un biopic sobre el futbolista Jefferson Farfán dirigida por Martín Casapía Casanova y producida por Lfante Films. Pese a su corta edad (22 años), Casapía ya ha dirigido otros dos filmes – el primero, Maligno, con tan solo 18 años (¡tiembla, Xavier Dolan!) – y tras este éxito de taquilla (hasta ahora es la película más taquillera en lo que va del año con más 900 mil espectadores) se ha garantizado una presencia en el medio por varios años más. Cabe destacar que La Foquita es la primera película peruana con un elenco mayoritariamente afroperuano (80% según la actriz Anaí Padilla), un gran avance por el reconocimiento de uno de los sectores de nuestra población menos visibles en los medios locales.

Asimismo, con dos remakes, una secuela y una adaptación, Tondero parece no tener interés por soltar la fórmula que le ha ido funcionado todo este tiempo. Esto lo demuestra el estreno de Locos de Amor 3, comedia musical de Frank Pérez Garland que en su primer fin de semana logró convocar a 205 mil asistentes a nivel nacional. Próximamente, Tondero retornará a las salas (¿acaso alguna vez se va?) con las cintas Doblemente embarazada de Eduardo Mendoza de Echave, remake del filme mexicano del mismo nombre, y con Igualita a mí del colombiano Felipe Martínez Amador, otro remake de un filme argentino que tendrá (para variar) a Carlos Alcántara como protagonista. Para cerrar el año, en la misma línea que Soltera Codiciada, Tondero alista Busco Novia, adaptación del popular blog de Renato Cisneros, de la mano de Daniel Vega, una mitad de aquella dupla que años anteriores nos trajo Octubre, El Mudo y recientemente La Bronca.

 

Resultado de imagen de romulo y julita

Nuestros summer blockbusters acaban con una opción un poco más modesta: Rómulo y Julita de Daniel Martín Rodríguez, adaptación local del clásico shakesperiano en la cual los Montesco (ahora Monitor) y los Capuleto (Capullito) son dos compañías de mototaxi en pugna. La más reciente producción de La Pepa Films, que el año pasado estrenó Aj, Zombies!, parece ser una fresca alternativa a las ultra-procesadas comedias de Tondero. Solo el tiempo y la audiencia dirán si lograrán permanecer en la cartelera.

Por su parte, Big Bang Films espera conseguir el éxito de taquilla que alcanzó en 2018 No me digas solterona con (quién lo diría) No me digas solterona 2, dirigida nuevamente por Ani Alva Helfer y cuyo estreno está programado para el 2 de abril. Luego, La Soga Producciones y Giovanni Ciccia preparan Cosas de Amigos, una comedia sobre la crisis que se genera en un grupo de “patas” cuando uno de ellos sale del clóset. Esta idea parece haber sido tomada de la cinta mexicana Hazlo como hombre, estrenada en 2017 y que se exhibió en salas nacionales. Por último, del director de Un Amor Hasta las Patas, llega De patitas a la calle, la primera película peruana protagonizada por animales, que parece querer evocar a clásicos noventeros como Volviendo a casa: Una aventura increíble y Paulie. Solo en cines (o en tu mercado más cercano).

Resultado de imagen de todos somos marinerosDejando de lado las propuestas comerciales y para romper con la idea que en el Perú solo se exhiben comedias light y terror barato, tenemos una diversa gama de artsy films para nuestros corazones de esnob, las cuales buscarán sobrevivir un fin de semana en la cartelera nacional. Arrancando con nuestra primera baja del año, el filme Todos Somos Marineros de Miguel Ángel Moulet se estrenó el año pasado en el Festival de Cine de Lima y el 20 de febrero en salas comerciales. Esta novedosa propuesta narra las experiencias de tres navegantes rusos en el puerto de Chimbote, luego de que la compañía para la que trabajaban quiebra y los deja varados en costas peruanas.

Otra que se estrenó en el último Festival de Cine de Lima fue la aclamada Canción sin Nombre, que se llevó el premio del Ministerio de Cultura a Mejor Película Peruana. Tras su paso por Cannes en la sección Quincena de Realizadores, la ópera primera de Melina León se ha convertido en una de las películas peruanas más esperadas de la temporada y, por fin, llegará a salas comerciales el 16 de abril. La historia muestra la lucha de una madre ayacuchana por encontrar a su bebé recién nacido, el cual le fue arrebato en una clínica local; para ello recibirá el apoyo de un periodista limeño que no está libre de sus propios conflictos internos. Ambientada en 1988, en plena época del terrorismo (o Conflicto Armado Interno, como quieran llamarlo, no me voy a poner discutir, Alonso Gurmendi ya escribió un libro sobre eso) y con una estética a blanco y negro que evoca a las fotografías periodísticas de aquellos años y que recuerda a Roma de Alfonso Cuarón, los hechos que se relatan en el filme están basados en las crónicas que el padre de la novel directora reportó en la década de los 80 sobre la trata de menores en el país. Sin duda, una de las mejores opciones para ver este año.

Resultado de imagen de la cantera pelicula

Desde Arequipa, llega La Cantera de Miguel Barreda Delgado, experimentado realizador characato. El drama es una adaptación local del Hamlet de Shakespeare, donde Elsinor es reemplazado por una cantera de sillar. Allí, un hijo buscará vengar la muerte de su padre a manos de su tío, quien sostiene una relación sentimental con su madre. Su estreno en salas comerciales está programado para el 19 de marzo y representa un avance en la difusión del cine hecho en las otras regiones del Perú.

En mayo tendremos en la cartelera local a Larga distancia de Franco Finocchiaro, un coming-of-age dramedy sobre las vivencias de un oficinista y su hija adolescente luego de que su esposa lo deja. Finocchiaro explora el concepto de la adolescencia, presente incluso en un hombre de 50 años como lo es el protagonista de la película (interpretado por Miguel Iza). Con un espíritu juvenil, referencias a la cultura pop y, según el propio director, una narrativa y un “look” diferente (piensen en astronautas y Drácula), la cinta busca establecerse como un teen movie para el espectador común; una especie de bisagra entre el cine comercial y aquel hecho para el oficio crítico.

Para mediados del año, se espera el estreno de Un Mundo para Julius de Rossana Díaz Costa, basada en (¿es necesario decirlo?) la icónica novela de Alfredo Bryce Echenique. Este period piece, ambientado en el mundo de la clase alta limeña de los años 50, retrata desde la perspectiva de un niño muchas de las taras que como sociedad seguimos arrastrando hasta la actualidad (desigualdad, racismo e injusticia). Quizá el proyecto más demandante de los ya mencionados, dado que tiene reflejar el lujoso estilo de vida de la aristocracia capitalina con un presupuesto limitado y puesto que carga además en sus hombros lo que es considerada una de las novelas de lengua hispana más importantes del último siglo.

Resultado de imagen de un mundo para julius pelicula

Unos filmes cuya fecha de estreno aún falta confirmar si será este año son Ronnie Monroy ama a todas de Josué Méndez, Muerte por muerte y Un romance singular, ambas de Wesley Verastegui. El proyecto de Méndez, director de la galardona Días de Santiago y la subvalorada Dioses, representa su retorno a la pantalla grande luego de doce años de inactividad. El actor mexicano Damián Alcázar, a quien tuvimos en nuestra cartelera nacional gracias al filme Magallanes de Salvador del Solar, será el encargado de darle de vida al titular Ronnie Monroy. Por otro lado, Verastegui, quien dio que hablar con su ópera primera Sin Vagina, me marginan (una especie de Tangerine peruana) está en el proceso de culminar dos cintas; ambas al parecer estelarizadas por las protagonistas de su primera película, Javiera Arnillas y Marina Kapoor. Aunque las tramas de ambas películas aún no han sido reveladas, su realizador señaló que tendría una estética más pulida; un fuerte contraste frente a Sin Vagina, me margina que dado su bajo presupuesto optó por una estética trash (como los primeros proyectos de John Waters). Cabe destacar que Wesley Verastegui es un economista que egresó de la Universidad del Pacífico, profesión que aún desempeña. Su progreso como cineasta demuestra que una persona puede ir más allá de lo que se espera de él o de ella y de la carrera que estudió.

Resultado de imagen de Wesley Verastegui pelicula

Por último, quiero destacar otras películas en proceso de producción o posproducción que apuntan al 2021. Entre ellas se encuentran Los Bardelli de Adrián Saba, Viejas Amigas de Fernando Villarán y Muerto de risa de Gonzalo Ladines. El primero ya es conocido en el medio por sus películas El limpiador y El soñador, mientras que los dos últimos quizá sean recordados por sus comedias Papá Youtuber y Como en el cine, respectivamente.  

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here