Los Closet Sale: un gran apoyo al medio ambiente

0
193

Los closet sale vienen ganando mayor presencia en nuestras vidas y sus beneficios sociales e individuales la hacen una actividad cada vez más atractiva. ¿Qué externalidades positivas se generan con esta? Conócelas, en la siguiente nota.

Escribe: Eduardo Ramos

En el último par de años, a nivel general, las personas han ido tomando conciencia acerca del impacto negativo en el ambiente de algunas actividades cotidianas que uno realiza. Por ejemplo, hoy en día vemos que la mayoría de negocios cobra un monto entre 0.10 y 0.30 céntimos por las bolsas cuando hacemos compras. Esto tiene como objetivo el desincentivar el uso de plástico, mediante un mecanismo de precios. Otro caso es cuando pedimos un delivery y, algunas veces, la empresa utiliza materiales biodegradables. En ese sentido, podemos observar cómo en diferentes industrias se han ido adaptando al reto de preservar un medio ambiente saludable en el país.

No obstante, hay algo que me llamó la atención este año y fue el hecho de que, como nunca, se abrió una gran cantidad de “Closet Sale” ¿Con qué finalidad? Vender ropa a un precio más cómodo que el original en prendas sin mucho uso.  En un principio, no le tomé importancia, pues no le veía mayor relevancia que un beneficio monetario para el vendedor. Sin embargo, luego recordé el gran impacto negativo en el medio ambiente que generaba el estar a la “moda” y la producción de prendas de vestir.

Cuando pensamos en las industrias que tienen un efecto dañino en el medio ambiente, vienen a nuestra mente la manufacturera, la de energía, la de transporte e incluso la alimentaria. Sin embargo, de acuerdo con la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo.

 

Los datos de la UNCTAD indican que el rubro del vestido utiliza cada año 93.000 millones de metros cúbicos de agua, un volumen suficiente para satisfacer las necesidades de cinco millones de personas, y que también cada año se tiran al mar medio millón de toneladas de microfibra, lo que equivale a 3 millones de barriles de petróleo.

Entonces, las cifras muestran que consumir moda, por más que a algunos les encante, es perjudicial para el medio ambiente. De hecho, tras la revelación de ello, muchas empresas se han adaptado a la solución de este problema. Y para ejemplificar ello, me gustaría utilizar el caso de la empresa H&M. Esta ha adoptado un esquema de recolección de ropa, con la cual uno dona la ropa que ya ha usado y, a cambio, recibe algún tipo de beneficio de compra en la misma tienda.

El caso de H&M, si uno se pone a pensar, es similar al de los Closet Sale, pues una persona entrega algo ya usado, poniéndole un precio “x”, a otra persona. A este punto quizás algunos piensen “¿O sea, estoy reciclando?” Y la respuesta para ello es sí, pero con un beneficio mayor. 

Pensémoslo así:

  • Una persona compra una botella de agua. La utiliza (bebe el líquido) y cuando la acaba tiene dos opciones: botarla o reciclarla. Si decide tirarla, probablemente se genere algún impacto ambiental por el degradado del plástico en el tiempo. Por su parte, si decide reciclarla, sin duda estaría ayudando al medio ambiente. Ahora bien, uno cuando recicla plástico, en la mayoría de casos no recibe un monto de dinero significativo, lo hace por su voluntad y eso está asociado al uso que se le puede dar al plástico después de esa reciclada o, también, al valor que nosotros le dimos a nuestra botella de agua.

Entonces, una vez entendido este ejemplo ¿Por qué un Closet Sale genera un mayor beneficio personal? Pues, primero ¡Estamos ganando dinero! Y no está condicionado a utilizarlo nuevamente en ropa, sino en lo que uno quiera. Pero ¿Soy mala persona al cobrar dinero por reciclar? En verdad, no y esto va más asociado al valor que tiene la ropa para ti ¿Entonces yo como comprador me tengo que sentir mal por una prenda utilizada? Pues, no en absoluto. La ropa que se vende suele estar en un muy buen estado (un solo uso o muy pocos) lo cual sería que esté como nueva e, incluso, con un precio mucho menor al que se encuentra entienda. Ese diferencial que permite ahorrar genera un beneficio en la persona, pues ahora se pueden comprar más cosas con un menor presupuesto.

Finalmente, tras todo lo expuesto previamente, queda claro que ya no existen motivos para no ayudar al medio ambiente. Este apoyo y compromiso con los indicadores ambientales debe ser permanente. Si bien para algunos resulte aburrido el reciclar sus botellas, se ha demostrado que es posible ayudar de otra manera: un Closet Sale

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here