Redes sociales y el control de la información

0
192

Lo que vemos día a día en internet, ¿será verdad? ¿Nuestra vida será en realidad “nuestra”? Si quieres saber la respuesta a estas preguntas, sigue leyendo.


Día a día, nos topamos con mucha información en redes sociales: fotos de nuestros amigos/conocidos, noticias mundiales, publicidad, etc. Sin embargo, alguna vez te has puesto a pensar, ¿cómo o por qué estas publicaciones aparecen en mi inicio? La solución común que se brinda es de que existe un algoritmo que relaciona lo que nosotros buscamos, y que a partir de ello trae los eventos más comunes y “cercanos” a nosotros, de tal forma que después aparece en nuestro feed. Sin embargo, va mucho más allá que eso.

Gracias a los documentales “The Great Hack” y “The Social Dilemma”, se ha descubierto una sorprendente e inquietante verdad: las redes sociales VENDEN nuestra información a compañías como Cambridge Analytica para que ellos, mediante la data

 obtenida, puedan hacer lo que quieran. En otras palabras, esas empresas son dueños de nosotros y de nuestra información. Las acusaciones son puntuales, pero alarmantes: estas compañías poseen el control sobre lo qué vemos, cuándo lo vemos, por cuánto tiempo, si le damos “me gusta” u otra reacción; es decir, nos tienen en una vigilancia, en la que contemplan todo lo que hacemos.

Sin embargo, la peor acusación hacia este caso de espionaje consiste en que las empresas usaron, de manera antiética y egoísta, nuestra información para intervenir y decidir dos eventos mundiales históricos y sumamente importantes. En primer lugar, las elecciones presidenciales de USA en el 2016. En segundo lugar, emplearon la data registrada y almacenada para empezar el movimiento “Brexit” en Europa. Lo más aterrador del caso, es que estas compañías emplearon un método de manipulación tan severo, pero efectivo, que incluso se pone a cuestionar cuáles son los límites de la naturaleza humana. Básicamente, realizaron estudios para concluir quiénes eran los más fáciles de persuadir para que voten por Trump; de esta forma, se aseguraban, mediante publicidad en redes sociales, que una porción importante de la población emitiera su voto por el partido republicano.

Cabe resaltar que, por todo lo anterior mencionado, figuras emblemáticas de estos medios, como Tristan Harris – ex diseñador de ética de Google – han opinado al respecto. En pocas y sencillas palabras, consideran inhumano y peligroso el rumbo que las redes sociales están tomando (o, mejor dicho, HAN TOMADO) en nuestra vida. Debido a ello, han decidido dar un paso al costado de la industria, como Facebook o Twitter, para dedicarse a proyectos personales – con un poco de optimismo, no serán tan perjudiciales como las redes sociales ya mencionadas –. Entre otros de los personajes importantes citados y entrevistados para los documentales, se encuentran Tim Kendall, Justin Rosenstein, Cathy O’Neil, Jaron Lanier, Alexander Nix, etc.

En conclusión, podemos deducir que las redes sociales no son tan amigables como nosotros pensamos. Ahora bien, el mensaje de este artículo no es que desactives absolutamente todas tus redes sociales – porque créelo,  ni el autor no lo hará –, sino que limites su uso y que no te dejes llevar tan fácilmente por la información que aparece en tu inicio. Simplemente, has uso de tu sentido crítico y no permitas que te influencien y manipulen, porque de esa forma las compañías habrían ganado; asimismo, quizá no recuperes la data que ellos te quitaron, pero demuestra que tú tienes el control sobre tu vida y no caigas en sus redes de manipulación. Todavía estamos a tiempo de revertir esta situación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here