Todo queda en familia: Vacunagate

0
141

Todo lo que necesitas saber sobre posiblemente el mayor escándalo, con respecto a las vacunas, del mundo.

Escribe: David Cuenca


 

Desde el año pasado hubo algunos hechos sospechosos que pasaron desapercibidos debido a la falta de información. Uno de ellos fue el inexplicable rechazo de las vacunas de AstraZeneca por parte del gobierno. Por otro lado, las conversaciones estaban muy avanzadas con Sinopharm, lo cual es positivo; sin embargo, no es ni de lejos suficiente.

Para ir en orden cronológico, es necesario precisar la fecha de rechazo del gobierno a AstraZeneca que fue el 21 de octubre del año pasado. Sin embargo, menos de dos meses después, el 15 de diciembre, se volvieron a reanudar las negociaciones a pesar de que en un primer momento se justifico el no debido a un costo muy elevado e información científica insuficiente. Si esto no era suficiente para levantar sospechas, el 11 de febrero de este año, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, negó tener información que confirmara la vacunación de nada más y nada menos que el expresidente Vizcarra. Pero ¿por qué salió a decir esto la premier?, pues debido a una investigación que descubrió que Germán Málaga, el jefe del programa de ensayos clínicos de las vacunas de Sinopharm, visitó el palacio en repetidas ocasiones. Más concretamente, fue a palacio un día antes de que el mandatario fuera efectivamente dotado de la vacuna, o sea el 1 de octubre, semanas antes de rechazar a AstraZeneca.

El expresidente había sido vacunado, de eso ya no quedaba ninguna duda. Aquí es cuando salió Vizcarra, con su habitual gran capacidad política y cínica, para dar la vuelta al tablero afirmando que se vacunó porque fue uno de los valientes voluntarios que se arriesgó por su país. La mentira tuvo patas cortas para él y días después la Universidad Cayetano Heredia confirmó que no fue así. La vacuna que se le puso no fue parte del grupo de vacunas destinadas al ensayo sino parte del grupo de vacunas “de cortesía” (3200 en total). Trató de negarlo repetidas veces, pero al final le caería una avalancha de casi 500 nombres en los que él, su esposa y su hermano eran partícipes. Pero no solo ellos ni mucho menos, también la ministra de salud quien dijo frente a cámaras que sería la última en vacunarse porque “un capitán se hunde con el barco”. Parece que ni ella ni su chofer eran los capitanes, pues ambos fueron vacunados antes que cualquier médico de primera línea.

Como si fuera poco, Orestes Cachay, rector de la UNMSM, y Luis Varela, rector de la UPCH, también están implicados en las vacunas de cortesía al igual que la ministra de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete, el viceministro de Salud, Luis Suarez, ocho altos funcionarios de la Cancillería y ¡¡ hasta el médico personal de Fujimori !! Lamentablemente, parece que esto no ha acabado aún (recordemos que son 3200 vacunas de cortesía), ya que, al momento en que se escribió este artículo, han salido conjeturas acerca de una segunda lista de vacunados. Esperemos que el tiempo no haga que esa lista se traspapele o se pierda en un choque de un taxi.

Definitivamente la política peruana es el mejor entretenimiento en vivo por las grandiosas actuaciones que dan, simulando un fuerte compromiso y patriotismo en cada decisión que toman frente a cámaras o en cada palabra que emiten al pueblo esperanzado de que esta vez sea diferente. Pero no lo es y no lo será si no ponemos de nuestra parte; la esperanza por sí sola no sirve de nada sin una voluntad inexorable capaz de hacer realidad un cambio político que no sea superficial o populista.

Seguimos necesitando una nueva clase política, pero mientras prevalezca el individualismo casi absoluto, aún estaremos muy lejos  de que nuestros médicos de primera línea dejen de morir por intentar salvarnos.

 

Aquí le dejamos la lista de casi 500 nombres que presento la Cayetano.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here