Un nuevo inicio entre Corea del Sur y Corea del Norte

0
894

Jean Pierre Castro Jara

¡Algo histórico ha pasado! Hace poco los líderes de Corea del Sur (Moon Jae-in) y Corea del Norte (Kim Jong Un) se reunieron en una cumbre el pasado 27 de abril cuyo objetivo era conseguir la completa desnuclearización y así lograr la paz permanente y estable que no ha existido durante décadas en estos países. A continuación, se explicará una pequeña reseña de lo que se ha vivido durante años en estos países, de qué trató esta cumbre y los objetivos planteados.

Corea del Sur y Corea del Norte son enemigos desde hace siete décadas, tras una guerra que nunca concluyó en un tratado, todo esto se transformó en campo de pugna entre ideologías y declarándose entre sí potencias mundiales rivales. Respecto a sus economías, el sur es más estable económicamente apoyada por el poderío militar de EE.UU. Mientras que el norte, con China de aliado, es una sociedad cerrada al exterior con un amenazante programa nuclear cada vez más avanzado.

La agenda de la cumbre se centró en la desnuclearización de Pyongyang, tras años de crecientes tensiones por sus avances en materia nuclear y armamentística, y en tratar de alcanzar un acuerdo de paz permanente, que ponga fin formal a la guerra que libraron entre 1950 y 1953. Esta reunión es la tercera cumbre intercoreana, después de los dos encuentros que se celebraron en Pyongyang en el 2000 y en el 2007, y marca un punto de inflexión tras un acercamiento diplomático que siguió a un periodo de alta tensión en la península. 

Al cruzar la línea, Kim Jong Un se convirtió en el primer líder norcoreano en cruzar al sur desde la Guerra de Corea, hace ya 65 años, es por ello que fue un momento histórico para ambas coreas. Después de esta cumbre, el líder norcoreano se reunirá también con el presidente estadounidense, Donald Trump. El tema del arsenal nuclear de Corea del Norte estará en el centro de la agenda después de que el país logró un rápido avance de su tecnología bajo el mandato del presidente Kim Jong un, que heredó el poder tras la muerte de su padre en 2011. El año pasado realizó su sexta prueba nuclear, la más potente hasta la fecha, y lanzó misiles que son capaces de alcanzar el territorio estadounidense, lo que acrecentó la tensión entre Kim y Trump, que intercambiaron amenazas e insultos. Hoy en día el presidente norcoreano cesó los ensayos nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos de largo alcance para poder acercarse a la paz con su país vecino y con su aliado Estados Unidos. Donald Trump celebró este acuerdo de paz y señaló sentirse contento por este histórico logro.