Conociendo a Hult Prize UP

0
546

“Liderando a generaciones para cambiar el mundo”. Hult Prize, es la competencia universitaria de emprendimiento social más grande del mundo. Respaldada por la ONU y la fundación Clinton, no solo entrega $1 000 000 al proyecto ganador sino también brinda acceso a mentorías, programas de aceleración y contactos importantes del mundo del emprendimiento a los diversos grupos que generen ideas que tengan el potencial de lograr un impacto en el mundo. Quédate y descubre junto a Boceto al grupo de personas que han logrado traer el concurso a nuestra universidad, emprendimientos que han ganado versiones anteriores del concurso, proyectos peruanos que han llegado lejos en las fases del concurso y cómo tú puedes ser el siguiente ganador del denominado “Premio Nobel para universitarios”.

Escribe Adrián Dextre


El concurso mundial de emprendimientos sociales Hult Prize, cuya primera versión fue en 2009, tiene el objetivo de inspirar a los jóvenes, cambiar su trayectoria y sumergirlos en un espacio de impacto social. El impacto que ha generado en el mundo es bastante positivo, y esto se puede ver reflejado en los diversos emprendimientos que han logrado salir adelante gracias a este programa. A continuación, te traemos una nutritiva entrevista con el “General Team Director” del comité encargado de traer el concurso a nuestra universidad, Claudio Rojas. 

¿De qué trata Hult Prize? 

Hult Prize comenzó con la idea de cambiar el mundo; que los emprendimientos no solo sean lucrativos. Es así como nace la misión de transformar cómo los jóvenes visualizan sus oportunidades como líderes de cambio en el mundo que los rodea. Para lograr ello, se realiza un concurso anual que reúne a los mejores estudiantes de varias universidades del mundo para dar solución a diversas problemáticas sociales que existen y en las que es necesario realizar un cambio. Cada año (versión) tiene un tema general al cual las ideas van enfocadas (tales como acceso a educación, acceso a agua, etc.). El tema de la actual competencia es “Food for Goods”: las ideas deben ir enfocadas a optimizar la cadena de suministros de alimentos, de manera que se aprovechen los desperdicios de los restaurantes y se elimine el gran desperdicio que los restaurantes generan a diario. 

Luego de que los proyectos pasan por las diversas fases del concurso, la fundación Clinton (sí, como el presidente) premia al ganador con 1 millón de dólares para la financiación de su proyecto. No obstante, más allá del premio, el aprendizaje que se obtiene y el impacto que puede tener varias ideas al mundo, es lo más importante de esta iniciativa. Como Hult Prize de la Universidad del Pacífico, tenemos el objetivo de inspirar a la comunidad y sumergirlos en un espacio de impacto social. 

¿Qué les incentivó a traer la competencia a la universidad?

En los últimos años, la competencia ha tenido bastante acogida en el terreno nacional (varias de las universidades, no solo del consorcio, han comenzado a competir). Conocemos a la comunidad UP y tenemos la certeza de que tiene un excelente potencial. Somos una escuela de negocios con la misión de crear líderes responsables para el mundo; y qué mejor manera de incentivar ello que participando en un concurso sobre proyectos orientados a solucionar problemas sociales. Como comité organizador, quisimos poner nuestro granito de arena en este proyecto social. Poner nuestro granito de arena para apoyar a los estudiantes a que logren un impacto en el mundo. Hemos estado trabajando a full para lograr todo. Estoy muy agradecido por la oportunidad y todo lo que estoy aprendiendo. Es genial que los integrantes del comité están bastante alineados a lo que queremos. Eso, además del esfuerzo que realizan por ofrecer las mejores condiciones para realizar el concurso hacen que el ambiente de trabajo y la manera de llevar el programa sea el mejor. 

¿Cuáles son las fases del concurso? ¿Qué días empiezan? 

Existen dos fases principales: la fase On Campus (más de 2000 universidades alrededor del mundo realizan esa etapa); para luego pasar a la fase regional y finalizar con “La Final”.

  • Fase On Campus UP: 

La fase On Campus, la cual se realiza a nivel UP, comienza con la inscripción de equipos de no más de 4 estudiantes. Entre el 7 y 29 de octubre, los estudiantes que quieran participar, deberán inscribir su idea innovadora y a su equipo. No te preocupes si tienen una idea muy loca, o no están seguro de cómo concretarla; pasado el periodo de inscripción, les será asignado un mentor súper capacitado (el mentor dependerá de qué tan desarrollada se encuentre la idea) que los guiará de la mejor manera posible. Además, tendrán acceso a workshops, webinars y capacitaciones que ayudarán bastante a desarrollar mejor la idea (en ellos se verán temas como Lean startup, Lean canvas, entre otros). Luego de una semana de total aprendizaje y acción, 10 grupos serán seleccionados luego de pasar por un pequeño filtro realizado por el comité y decisión de jurados expertos en el tema. Estos 10 grupos trabajarán por 2 semanas con emprendedores del rubro (bastante capacitados) para participar en la semifinal. En ella, los equipos presentarán un pitch o video en el que resuman el proyecto. Finalmente, 5 seleccionados pasan a la etapa final de On Campus, en la cual deberán presentar un pitch y un producto mínimo viable (MVP). Los jurados deciden al proyecto ganador; el cual pasará a la etapa regional. 

Ya que no queremos que los finalistas se queden sin premio, se regalarán becas para los diversos programas que ofrece Emprende UP (pre-incubadora, incubadora y aceleradora) dependiendo de la etapa de desarrollo en la que se encuentre la idea. 

Algo que me gustaría añadir, es que los participantes aprovechen la oportunidad para realizar networking. Muchas veces se tiene la idea de que “si le cuento mi idea a otro, me la robará” o “se pueden copiar de mí”. Esto no es cierto, el feedback que te pueden brindar los concursantes es muy valioso, ya que de esta manera los grupos pueden desarrollar mejores proyectos.

Estamos trabajando para que podamos poner en lo más alto al equipo que gane la fase On Campus.  

  • Etapa regional:

En la etapa regional, el equipo ganador se enfrentará a otros proyectos ganadores de otras universidades no solo peruanas, sino también extranjeras. En dicha fase, los diversos equipos presentan sus ideas ante jurados, se inspiran de startups que ya pasaron por el concurso, entablan conversaciones con increíbles mentores y otros concursantes para recibir feedback y un montón de cosas más. Los jurados escogen a un proyecto ganador y otros 4 más (llamados rockstars). Estos últimos son escogidos dependiendo del impacto que podrían tener en el mundo.

  • Etapa final:

Los ganadores de las etapas regionales de las distintas partes del mundo asisten al programa de aceleración de la ONU (la cual se encuentra en la propia sede de la ONU).  Esta aceleradora ayuda a madurar la idea. Dentro de esta etapa, existen algunos filtros; no obstante, la mayoría de los equipos suele pasar. Luego, los equipos pasan a la etapa final en alguna de las sedes (Dubai,  Boston, San Francisco). Realizan un pitch frente a un jurado internacional (no te preocupes, ellos tienen más miedo de ti que tú de ellos), los cuales disciernen el resultado final. Finalmente se le entrega el premio de $1 000 000 al proyecto ganador.

 ¿Qué proyectos ganadores de versiones anteriores, son los que más te han llamado la atención?

Encontré dos que me llamaron bastante la atención. El primero es Sunrice, ganador de Hult Prize 2018. Esta es una startup de UoL, la cual provee y enseña a agricultores a mejorar el secado de arroz, de manera que se genere menos desperdicio. El ayudar a reducir costos a los agricultores, genera que se alivien costos en toda la cadena de suministros de arroz. Una externalidad que no solo es positiva para los agricultores.

El segundo es un emprendimiento latinoamericano ganador de la versión del año pasado llamado Rutopia de la Universidad Tecnológica de Monterrey. Rutopia es una plataforma web que promueve el turismo sostenible a través de la exhibición de lugares inhóspitos o poco conocidos en los que el turismo es poco o inexistente. De esta manera los pobladores obtienen ingresos a través del turismo generado gracias a dicha plataforma.  

¿Hay algún proyecto peruano que haya llegado a la etapa final?

Varios emprendimientos peruanos han llegado a la etapa final del concurso; los cuales ahora están funcionando. Mezi, por ejemplo, un proyecto realizado por alumnos de la Universidad San Marcos, logró pasar por la aceleradora de la ONU. Esta idea, plantea una plataforma web que conecta ofertas laborales con personas de sitios rurales. De esta manera, les brinda seguridad de que, en caso ocurra algo con su trabajo actual, tengan facilidad de encontrar otro. Otro ejemplo, es el proyecto Charger, realizado por alumnos de la Universidad de Lima. Ellos, crearon una pulsera que transforma energía cinética en eléctrica; generada a través del movimiento de las personas cuando realizan actividades físicas. Este equipo se encuentran actualmente en etapa de aceleradora. 

Como ven, ¡no es cosa de otro mundo llegar a etapas finales! Si universidades del consorcio han logrado llegar lejos, ¡claro que tú puedes! 

Gracias a la facultad de ingeniería

¿Qué valores crees que deban tener las personas que quieran participar?

Considero que los más importantes son sensibilidad social y resiliencia. El primer valor es importante ya que te permitirá identificar los diversos problemas sociales por los que está pasando el mundo. El segundo valor es importante ya que muchas veces recibirás un “no” por respuesta. Le explicarás tu idea a muchas personas y varias te dirán que no es la mejor, que es mejor cambiarla. Es ahí donde tu espíritu resiliente debe salir y no darte por vencido. Recuerda que a las personas más exitosas, son a quienes más les han dicho que no.

¿Aún están convocando voluntarios?

Actualmente, hemos cerrado convocatorias. No obstante, el concurso se realiza anualmente;  por lo que probablemente realicemos nuevas convocatorias para el siguiente año. Estate atento a nuestras redes sociales para la siguiente convocatoria. 

¿Algunas palabras que le quieras decir al lector que llegó hasta aquí?

Esta oportunidad es única. Van a ayudar a mucha gente, y van a aprender en el camino. El camino puede ser largo, pero es demasiado enriquecedor. Vas a aprender muchísimo, vas a desarrollar tanto habilidades duras como blandas. Y a ampliar tu red de networking. Es un ganar-ganar.

Oportunidades para generar cambios, van a haber (no solo en Hult Prize). No obstante, la competencia marca un hito para esas personas que aún no deciden dar ese primer paso en el mundo del emprendimiento. Aquí no hay miedo ni incertidumbre. Te apoyaremos, retroalimentaremos y te alentaremos. Ya has visto que es muy posible llegar lejos en el concurso. ¡Inscríbete! Las inscripciones están abiertas desde el 7 de octubre.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here