La búsqueda de la motivación

0
1923

¿Sientes que la motivación se oculta de ti? ¿La buscas en canciones de rock, en tableros de Pinterest e incluso en un artículo de una revista universitaria y no la encuentras? Si este es tu caso, lamento informarte que estás buscando en todos los lugares equivocados. Nada te va a otorgar motivación, puesto que el detalle está en que la motivación no es parte de aquello que puedes encontrar en el exterior.   

Escribe: Sandra Valdéz


Stephen R. Covey propone una clasificación de las personas en dos tipos: las reactivas y las proactivas. Las personas reactivas son aquellas que se dejan influenciar por el ambiente, las personas que las rodean y sus propios sentimientos. Son personas que, al ver las noticias, se deprimen por la extrema violencia . Si alguien los trata mal, ellas toman una posición defensiva y excusan su comportamiento a circunstancias del pasado. Resulta muy importante darse cuenta de que ser reactivo no es una condición, sino una decisión. Eleanor Roosvelt una vez dijo lo siguiente: “nadie puede herirte sin tu consentimiento”. Tú tienes el poder de elegir cómo enfrentar cada situación. 

Tú puedes elegir ser proactivo, depende completamente de ti. Una persona proactiva tiene iniciativa y elige cómo reacciona ante situaciones por sus valores. Es responsable de su propia vida. Si hay una tormenta, la persona reactiva estará igual de nublada por dentro como lo esté por fuera, en cambio, una persona proactiva ostentará un clima interno despejado y soleado. En realidad, nadie es 100% proactivo ni reactivo, lo ideal es tratar de ser lo más proactivo posible y es elección de cada uno serlo.  

Una sorprendente ilustración de una persona proactiva es el Dr. Viktor E. Frankl, un psicólogo judío, que estuvo en un campo de concentración donde asesinaron a sus seres queridos. A pesar de todo el sufrimiento y las situaciones de estrés extremo que tuvo que vivir, él explica que se sentía más libre que el soldado nazi que lo torturaba. Pues, Viktor tenía libertad interior, libertad de imaginarse dictando sus clases, explicando a sus alumnos lo que había aprendido en el campo de concentración. Mientras que el soldado tenía libertad exterior, pero seguía órdenes, por lo que no era realmente libre. Viktor afirma que, las personas tienen la libertad y responsabilidad de elegir cómo actuar, en qué convertirse y cómo sentirse, pese a la situación en la que se puedan encontrar. 

La conducta reactiva se suele esconder en frases que usamos a diario, como por ejemplo: “no puedo hacer nada”, “yo soy así” o “tengo que hacer eso”. El problema de hablar así es que implica que piensas así. Gandhi una vez dijo: “Un hombre no es más que el producto de sus pensamientos, se convierte en lo que piensa.” Tus pensamientos crean palabras, tus palabras crean acciones, estas acciones crean hábitos y tus hábitos son, finalmente, tu futuro. Por eso es tan importante mantener un pensamiento positivo y cambiar esas típicas frases reactivas por frases proactivas como: “yo elijo…”, “prefiero…” o “pase lo que pase…”.

El pensamiento es el núcleo de todo, Napoleón Hill escribió un libro llamando Piense y hágase rico, en él explica que el punto de partida para obtener el éxito es desearlo. Desearlo y, genuinamente, creerlo son la clave porque, a partir de esto viene el planeamiento y las acciones que te llevarán a hacerlo realidad. Si realmente deseas algo, el fracaso no debe ser un impedimento. El poder del pensamiento es muy fuerte, pues como Napoleón afirma: nadie está realmente derrotado, sino hasta que la derrota se acepta como una realidad.

Pensar que lo lograrás te llevará a lograrlo. Tony Robbins tiene una famosa dinámica llamada firewalk, que consiste en caminar por carbón caliente. El objetivo es demostrarte que puedes lograrlo todo, si y solo si te lo propones. La forma de completar tal desafío es estar absolutamente seguro que triunfaras, no hay espacio para las dudas. Para lograrlo, debes deshacerte de todo pensamiento que te limite. 

No es fácil cultivar el hábito de mantener un pensamiento positivo y ser fuerte ante las peores circunstancias, pero sí es posible y depende de ti. Bethany Hamilton es una surfista que, a los 13 años, perdió el brazo debido a un ataque de tiburón. En una entrevista, le preguntaron si creía que iba a volver a surfear, a lo que ella respondió: “¿yo creo?, yo sé”. Un mes después, estaba devuelta en el agua. Ella es un admirable ejemplo de  una persona proactiva, pues a pesar del trauma, tuvo determinación y una increíble fuerza de voluntad. No dudó que lo lograría y lo logró. Ha ganado numerosos campeonatos a lo largo de su vida, ahora es madre de dos y sigue surfeando. Ella dice que no necesita que sea fácil, solo que sea posible. 

Como se vió, tú tienes es poder de decidir cómo enfrentar las adversidades. Sin importar el pasado o presente, tú tienes el control: puedes elegir cómo pensar, cómo actuar y cómo sentirte. Desde luego, no es una tarea sencilla, pero el poder es tuyo. Difícilmente los objetivos se logran limitándose al “no puedo”, el pensamiento es muy poderoso. En ese sentido, es necesario creer en que sí puedes hacerlo porque ¡sí puedes!, el único que te lo impide eres tú mismo. ¿Ahora te das cuenta?, la motivación estuvo dentro de ti todo este tiempo.

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:

Bethany Hamilton. 2020. Overcome | Bethany Hamilton. Recuperado de: https://bethanyhamilton.com/category/overcome

Bethany Hamilton: Unstoppable. 2018. [film] Directed by A. Lieber. Estados Unidos: Aaron Lieber.

Bou Perez, J., 2010. Coaching Para Docentes. 3rd ed. Alicante: Club Universitario, p.21.

Covey, S., 1989. Los 7 Habitos De La Gente Altamente Efectiva. 6th ed. Barcelona, Spain: Paidos, pp.84 -100.

Entrevista al Dr. Viktor Frankl. El sentido de la vida. 

Hill, N., 2007. THINK AND GROW RICH. The Ralston Society, pp.20-36.

Irfan JD, A., 2013. 101 Selected Sayings Of Mahatma Gandhi. eBookit.com, p.38.

Tony Robbins. 2020. What Is Firewalking? Learn More About The Firewalk Activity. Recuperado de: https://tonyrobbinsfirewalk.com/what-is-the-tony-robbins-firewalk/