Necesitamos activismo

0
441

“El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión” es una oración que resuena en redes sociales y en los medios cuando se habla de protestas y marchas en las calles. Sin embargo, en una sociedad que evoluciona a un ritmo acelerado, es importante preguntarnos el rol que cumple el activismo, y si solo basta con cambiar nuestro comportamiento para lograr un impacto positivo. 

Escrito por: Miguel Cheng

El activismo consiste en protestar o alzar la voz en el lugar que ocurre el conflicto. Este se debe dar de manera pacífica y creativa para llamar la atención de aquellos responsables de hacer cambios en la sociedad como las instituciones públicas y las empresas privadas. 

Pensar en activismo es reflexionar en el poder que está en nuestras manos para modificar el status quo y transformar un paradigma que se resiste a ser cambiado. Si bien es cierto, la responsabilidad de alterar nuestros actos se encuentra en cada uno, mantenerse apolítico resulta problemático. Esto se debe a que “quedarme yo en mi sitio y tú en el tuyo”, nos estanca en una situación en donde no existe la innovación, lo cual puede generar que prevalezcamos en situaciones negativas. En este contexto, solo el activismo moviliza la fuerza necesaria para empezar una transformación. Además, permite que más miembros de la sociedad se identifiquen con el propósito

Greta Thunberg, por ejemplo, es una adolescente sueca que con 16 años empezó a faltar todos los viernes a su escuela para protestar frente al Parlamento sueco y que este actúe ante la crisis climática, en el año 2018. Para ella, el hecho de que el gobierno de su país no quisiese hacerse responsable de detener la contaminación ambiental era injusto, pues sería su generación la que pagaría las consecuencias. Este es el argumento que logró movilizar a cientos de miles de jóvenes y niños a nivel mundial, creando un movimiento llamado Fridays For Future. 

Gracias a la magnitud del movimiento, Greta logró llegar hasta la Cumbre del Clima de la ONU, en donde dirigió un discurso hacia los líderes mundiales exigiendo que se hagan cargo de contrarrestar el cambio climático. De esta manera, a pesar de que aún no se ha logrado una transformación importante en la posición de los gobiernos frente a la crisis climática, las palabras de Greta fueron transmitidas por los medios de comunicación. Esto ha multiplicado aún más los miembros de su movimiento, alcanzando en la actualidad a 100 países, donde las poblaciones son más conscientes del calentamiento global y el rol que pueden tomar. 

Por otro lado, la divulgación consiste en explicar una problemática y qué se puede hacer para cambiarla. Sin embargo, realizar divulgación sin antes ser activista es muchas veces riesgoso, pues se puede cometer errores de interpretación al no contar con experiencia propia. Por ello, es importante que se le dé voz a aquellos que están involucrados en la lucha, para que a través de sus vivencias y conocimientos se logre exigir un cambio. De esta manera, ambos conceptos se complementan, pues dan a conocer una lucha para generar un cambio.

El activismo, en todas sus formas y colores, fue, es y será necesario para generar un cambio en la sociedad. Gracias a la globalización y el Internet, se ha vuelto más fácil conocer las luchas y protestas que suceden al otro lado del mundo, y transmitir en vivo las protestas locales. Esto ha generado también la posibilidad de que sean los jóvenes quienes se interesen por ser parte de la transformación, al involucrarse en distintos movimientos, como Fridays For Future. Hoy más que nunca, se vuelve necesario alzar la voz para defender causas justas y entender que una sola persona no puede hacer todo, pero juntos logramos hacer un cambio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here