¿Hacemos lo suficiente por el deporte peruano?

0
76

La desazón de la no clasificación al mundial de Qatar 2022 nos lleva a reflexionar sobre las razones que desencadenaron tan resultado. Por un lado, sabemos que en el fútbol nunca hay nada seguro y que los resultados no necesariamente reflejan un mayor mérito por parte del equipo ganador. Por otro lado, sabemos que los seleccionados nacionales son producto de un conjunto de aspectos que determinan la calidad deportiva del fútbol y todos los deportes a nivel nacional, por lo que resulta indispensable analizar los factores estructurales que terminan por limitar el progreso del deporte nacional.

Escribe: Adriana Cordero


 

Política deportiva escasa

El deporte enfrenta múltiples necesidades para su crecimiento, por lo que las políticas orientadas a mejorar sus resultados requieren una mirada integral del sistema deportivo y todos sus actores. Guzmán (2006) plantea que por sistema deportivo se entiende al conjunto de todos los elementos relacionados entre sí que contribuyen al desarrollo del deporte en todas sus manifestaciones. Esto implica que el sistema deportivo incluye desde aspectos educativos, sociales, culturales, de infraestructura, de inversión y otros tantos en los que el estado y el sector privado tienen injerencia.

Con ello, resulta inevitable preguntarnos: ¿Tenemos adecuadas políticas deportivas? ¿Qué factores impiden el éxito de las políticas deportivas? ¿Qué hace falta para mejorar los resultados deportivos? ¿Por qué es importante impulsar políticas deportivas? ¿Qué podemos hacer nosotros por el deporte nacional? Al respecto, algunas declaraciones de Ricardo Gareca permiten abordar estas interrogantes:

 “El jugador peruano no tiene formación alguna, porque no hay infraestructura ni educación profesional que le dé la posibilidad de un crecimiento. Formación competitiva, deporte y educación van de la mano, es tarea de todos. ¡No es solo obligación mía como entrenador de la selección nacional, es la obligación de todos hacer que las instituciones y los clubes crezcan! La política deportiva es fundamental para los jóvenes, para alejarlos de los vicios (drogas, alcohol, etc) y que tengan un mejor futuro.“

En ese sentido, existe una urgente necesidad de reestructurar el deporte nacional para que apoye el potencial genético de los deportistas peruanos. Más aún, esta política debería estar orientada a toda la población, buscando desarrollar una cultura familiar orientada a sembrar buenos hábitos deportivos y saludables. Finalmente, todo ello solo sería posible si todos los actores se involucraran en el objetivo, motivando las políticas deportivas desde sus espacios y disminuyendo los actos de corrupción e injusticia que suelen ser parte de diversas ligas nacionales.