¿La culpa no es de la gente?

0
37

Vizcarra el lagarto que arruinó a nuestro país en la pandemia, el hombre que confabuló todo un plan para poner a Sagasti en la presidencia e hizo que lo vacaran para postular al congreso. El Soros peruano para la DBA, que tiene la culpa de todo lo que sucedió desde el 2016. Pero decir todo es como decir nada, hablemos particularmente de la crisis sanitaria. Dejando a un lado la ironía, el corrupto ex mandatario hizo una mala gestión; solo sus votantes que casi lo llevan al congreso podrían decir lo contrario. Sin embargo, en el Perú hay dos deportes olímpicos que nunca pierden nivel: quejarse y echar la culpa a un tercero.

Escribe David Cuenca


Si te suena el título del presente texto es porque es una reformulación del título de uno de Sin Parámetros que salió hace ya varios meses: La culpa es de la gente. Sin embargo, creo que no podemos dejarlo en el olvido. No solo es bueno no olvidar el pasado, sino también, lo es, aceptar que tenemos un problema para poder resolverlo; ciertamente, atribuir la culpa de una desgracia a una tercera persona es un comportamiento más peruano que el pisco. Dicho lo anterior, es una verdad absoluta que la confrontación de ideas no puede ser nada más que enriquecedor y este artículo respuesta se escribe únicamente con esa intención. Para eso, invito encarecidamente a buscar en la web de Sin Parámetros el artículo en cuestión que cuenta con muy buenas fuentes y también lleva a la reflexión.

No pretendo que esto se quede en la ambigüedad o en la intrascendencia de un artículo de opinión, así que de ahora en adelante leeremos únicamente hechos. Es un hecho, como se puede ver en el gráfico, que después de las fechas de semana santa, fiestas patrias y fin de año los casos aumentaron. La policía debió haber previsto ello y tener un mejor plan de acción, eso no está en duda, pero ¿la gente no tiene algo de culpa?

Ahora bien, los casos aumentaron, después de dichas fechas, no porque las personas fueran precisamente a la parroquia o a hacer algún tipo de servicio social. Fue por las famosas fiestas covid. En agosto del año pasado en el distrito de Los Olivos, doce mujeres y un hombre murieron producto de una estampida de personas que intentaba escapar cuando la policía llegó a la discoteca clandestina en la que se encontraban. Más allá de las trágicas y lamentables muertes, ¿qué hacían ahí en primer lugar? La pena y la desgracia para sus familiares debió haber sido enorme, ya que fue en una circunstancia completamente banal. No puedo imaginar el dolor de esas familias; así como tampoco, el dolor de las familias que perdieron a un ser querido porque alguna persona “irresponsable” lo contagió. Entonces, ¿la gente no tiene algo de culpa?

No vaya a pensar, el lector, que esto fue un caso aislado, eso sería muy fútil y ciertamente denotaría que las noticias no llegan a este. Desde que comenzó la pandemia hasta finales de agosto del mismo año, se intervinieron 321 “fiestas covid” SOLO en Lima Metropolitana. Lo peor no es que hayan personas que van a estas fiestas, por más que sean muchas; lo peor es que alguna de nuestra casta política también es parte de este ritual. La congresista más querida de Juntos por el Perú bien nos lo ha demostrado. 

En el gobierno de transición la situación no fue muy diferente. Desde el primero de enero al 23 de abril del presente año, se han arrestado a más de trece mil personas a nivel nacional. Tantas multas, arrestos, vergüenzas televisadas y muertes parecen no ser una moraleja suficiente para los peruanos. Ahora me pregunto, ¿la culpa no es de la gente?

Derrepente el lector sí gusta de este tipo de fiestas y piensa que el autor es aburrido y aguafiestas. Movámonos a otros hechos entonces. El 4 de abril del presente año, El Comercio publicó una nota en la que exponía los resultados de una encuesta realizada por Ipsos. La información era inquietante, solo el 57% de los entrevistados aseguró que sí está dispuesto a vacunarse. Es solo un poco más de la mitad y sí es obvio dicha aseveración, pero ¿realmente comprendemos lo preocupante de este dato? Quizá si lo planteo diferente, casi la mitad de los encuestados (digamos que es representativo a nivel nacional) no quieren vacunarse. Es decir, la preciada inmunidad de ganado de la que tanto se habló, no llegaría jamás. Esperemos que esta cifra disminuya o tendremos que buscar a un nuevo chivo expiatorio que no haya sido gobernador de Moquegua. 

Es sencillo dejarse llevar por los sentimientos y demonizar a una persona para poder atribuirle todos los males de la humanidad. De hecho, es más fácil porque eso te libera de pensar, te libera de formular causas o factores más específicos y complejos. Y es automático este tipo de procesos mentales si se cree que Willax es un gran canal de televisión o fuente de información. Antes de cerrar este artículo, solo quería informar que este servidor nunca aplaudió o le cantó happy birthday al lagarto. 

PD. Hay otros puntos interesantes en el texto mencionado al principio, pero dada su complejidad se tendrá que hacer en un siguiente texto para seguir debatiendo. 

Fuentes: 

https://www.dge.gob.pe/covid19.html 

https://elpais.com/sociedad/2020-08-24/la-tragedia-en-una-discoteca-en-lima-revela-una-red-de-fiestas-clandestinas-en-medio-de-la-pandemia.html 

https://elcomercio.pe/lima/policiales/fiestas-covid-19-mas-de-320-reuniones-clandestinas-fueron-intervenidas-en-lima-hasta-el-miercoles-coronavirus-peru-comas-nndc-noticia/ 

https://www.gob.pe/institucion/mininter/noticias/484441-mas-de-13-000-personas-fueron-detenidas-por-la-pnp-en-fiestas-covid-a-nivel-nacional 

https://elcomercio.pe/lima/sucesos/encuesta-ipsos-el-comercio-un-57-sostiene-que-si-se-vacunaria-contra-el-covid-19-sinopharm-pfizer-noticia/