Con cara de niño y alma de hombre: pros y contras de aparentar una menor edad

5712

Dra.Boceto

​​​“Soy cara de niño con alma de hombre. Ven, conóceme, te reto”, dice Jerry Rivera en una de sus más famosas canciones. Seguramente tú también has conocido este tipo de personas cuya apariencia no refleja su verdadera edad. Para estos chicos, el tiempo no pasa y ellos lo saben muy bien.La cara angelical, la apariencia inocente y la experiencia lograda parecen ser la combinación perfecta para ‘gilear’ a las chicas de todas las edades y tener otras ventajas. Sin embargo, ¿aparentar una menor edad de la verdadera solo es felicidad? En las siguientes líneas, conocerás las ventajas y desventajas.

LAS VENTAJAS: “SOY COMO EL VINO, MIENTRAS MÁS VIEJO, ME VEO MEJOR”
Querido lector, si tú eres de los chicos con cara de cachimbo pero con sueldo de analista, sabes bien cuáles son las ventajas. Sabes que las chicas te encuentran súper tierno y logran una mejor conexión contigo. Te las sabes todas: haces la cara del gatito de Shrek cuando conoces a una y muestras tus 23 años de experiencia cuando entras en confianza.

Estos chicos dicen que, como el vino, con los años se ponen mejor. Es decir, con el pasar del tiempo, tienen más experiencia, conocen más y tienen “grades planes”. ¡Pero sus rostros siguen siendo los mismos! El reloj biológico parece haberse detenido para ellos. Tener la misma cara de baby, les permite aprovecharse de la imagen inocente que proyectan.
Durante su trayecto por la universidad, nunca tendrán que decir “ya estoy viejo para la fiesta de cachimbos”, “ya estoy viejo para salir cada finde”, “ya estoy viejo para participar de la gymkhana”, etc. Tal como Eminen, de 46 años; Toby Maguire, de 43 años; o Bruno Pinasco, de 44 años; siempre podrán lucir como veinteañeros inofensivos.

LAS DESVENTAJAS: “ME PIDEN DNI EN TODOS LADOS Y NO ME TOMAN EN SERIO”
Muchos esperan los 18 años, con ansias, para poder entrar libremente a las discotecas, bares, festivales y cualquier lugar apto con DNI. Si llegaste a esta edad, por fin dejaste el DNI amarillito y nadie evitará que entres a Noise o Dalí para hacer de las tuyas. Pero, aguanta un poco.

Si eres de los ‘cara de baby’, que describimos anteriormente, tendrás que soportar que nadie te crea tu edad. Podrás estar en tu último ciclo y chambeando, pero igual te pedirán tu DNI para ver la fecha de tu nacimiento, restar los años y comprobar lo que dices. En la disco, mientras tus patas ya pasaron a la fiesta, tú tienes que soportar ‘la palta’ de todo este proceso.
Finalmente, tendrás que pasar por el hecho de que las chicas no te tomen en serio. Sí, ya sé que dijimos que tendrías suerte con ellas, pero omitimos el pequeño detalle de que tu apariencia juvenil, a primera vista, las haga percibirte como inmaduro y que no sabe lo que quiere.
Por eso, tienes que ser atento, mostrar que no solo tienes cara de inocente, sino que tienes toda la experiencia que los años te han dado. “No soy niño empedernido, no me juzgues te lo pido. Reconoce que el amor llego esta vez”, dile a esa chica tal como Jerry Rivera.