¡No desesperen! Esto recién comienza

0
107

Dirigido a cachimbos UP

La mayoría de los ingresantes a la universidad han oído previamente lo exigente que es, mas es algo que una vez dentro se suele tomar por desapercibido. Está el pensamiento común de: “En  el colegio me fue genial, ¿qué tan difícil puede ser?”. Bueno, lamentamos decirte esto pero, sí puede serlo y deben estar preparados para todo. Lo más importante, nunca rendirse.

Escribe: Claudia Sánchez Vela


Comenzar la etapa universitaria es ciertamente un reto, el cual se intensifica mucho más luego de 2 años de confinamiento. Conocerás por fin a tus profesores, conocerás a quienes te acompañarán por el resto de tu carrera y harás amistades que durarán toda la vida. Pero, como todo en la vida, no todo puede ser color de rosa. 

A muchos de los famosos cachimbos no les suele ir bien en sus primeros ciclos, lo cual es totalmente normal y no debe ser razón para desanimarse en la carrera elegida, ni dar por jalado un curso del cual solo se ha dado la PC1. Ojo que tampoco significa que vaya a ser fácil. Depende únicamente del esfuerzo y el compromiso que le dediques a tus estudios el ir mejorando poco a poco.

Desde la experiencia general, hay 3 puntos clave que todo alumno de primer año debe tomar en cuenta para obtener el balance deseado:

  1. Organización

El horario con el que ahora cuentas no es como el del colegio. Tus momentos de estudio ya no están establecidos, y entre la familia y los nuevos amigos, puede que pierdas un poco el control. La clave está en saber que existe un momento para todo y para ello debes comenzar a organizarte. Lo más recomendable es que dependiendo de los cursos y actividades extra que tengas en la semana establezcas un rango de tiempo para el estudio y otro para el ocio. Utilizar agendas y planners virtuales, o si prefieres físicos, pueden ser de mucha ayuda. 

2. Inteligencia emocional

Puede que muchas veces sientas que el tiempo de estudio que le dedicas a un curso no se ve reflejado en tus calificaciones, pero ello no debe ser motivo por el cual te frustres o sientas que va ser así siempre. Uno siempre puede mejorar y por más cliché que suene, de la experiencia se aprende. A medida que el tiempo va pasando, uno va encontrando su método ideal de organización y estudio. Poco a poco todo irá tomando su lugar, por lo cual mantenerte optimista es crucial.

3. Compromiso

Tal vez el punto más importante. Uno puede pensar y decir muchas cosas, pero hacerlas es el verdadero reto. La motivación para continuar debe ser visualizar y mantener en claro el objetivo que se desea lograr. Cada curso te ayudará a seguir avanzando cada vez más, para finalmente llegar a la meta, que es la tan ansiada graduación. Claro que, la idea es que ames lo que haces porque de otro modo, no tendrás la motivación para hacerlo todo de la mejor manera posible. Los cursos generales suelen ser los más pesados, pero no se preocupen que luego comenzarán a llegar los tan ansiados cursos de carrera.

Teniendo en cuenta estos 3 consejos, estamos más que seguros de que podrás superar con éxito tu primer ciclo. Aún te queda un largo camino universitario por recorrer, así que no desesperen, esto recién comienza.