¿Realmente existe la clave del éxito en la vida universitaria?

0
809

Liz Villegas

*Un artículo redactado por alguien que ha sufrido los tropezones de la universidad

Sin duda, la época universitaria ha sido una época que me ha marcado en todo el sentido de la palabra. Me ha permitido conocer gente de todo tipo, desde aquellas a las que logras admirar por lo habilidosas e inteligentes que pueden llegar a ser, y otras con las que te puedes sentar horas de horas a charlar, tomarse un trago y juerguear, sabiendo que en unos años la amistad perdurará a pesar de los distintos caminos que tomen.

​​La universidad también me permitió conocer algo que no conocía mientras estaba en el cole (o bueno yo creía que lo conocía, pero definitivamente estaba muy equivocada), lo que solemos escuchar de la gente adulta como el famoso “estrés”. Aunque en ocasiones las personas dicen estar estresadas solo como una expresión cliché, no mentiré cuando les digo que yo sí que me he sentido estresada. Las pcs, trabajos, exposiciones y los cursos en general han sido de tal exigencia que sentía que el tiempo, en lugar de ser un aliado, se convertía en mi peor enemigo.

Y la historia empeora cuando ya en los ciclos más avanzados debes empezar a practicar. Ya no solo te tienes que preocupar por estudiar, ir a clases y pasar bien tus cursos, sino que, además, debes cumplir con tareas que te manda un jefe, con el horario de oficina y todas las exigencias que demanda estar trabajando (muchos que añorábamos llegar a este punto de nuestras vidas, nos damos cuenta que tal vez, aun no estábamos completamente preparados).

Esta época es caóticamente bonita, digo “bonita” porque al final terminas queriendo el dolor que genera el hacer muchas actividades. Y aunque podemos leer cientos de miles de “manuales de supervivencia a la vida universitaria”, nadie sabe lo que realmente es hasta que debe pasar por ello. Sin embargo, en este punto de mi vida me he podido dar cuenta que, la clave del “éxito” está en la forma como organizas tu tiempo. La planificación de las actividades y compromisos que tienes permite que se tenga mapeado absolutamente cada cosa que tienes que hacer, y se reducen las probabilidades de que pases por alto algo. Y es aquí cuando descubres el porqué de la existencia de las agendas o planificadores de labores.

 Si día a día se apunta o mapea lo que tienes por hacer esa semana, te aseguro que podrás saber el tiempo con el que dispones. Conocer tu disponibilidad de tiempo es sumamente importante porque así puedes o planear adelantar algún trabajo o utilizarlo simplemente para tratar de relajarte.

La planificación realmente te puede ser bien útil, te lo dice alguien que alguna vez se sintió ofuscada hasta tal punto de no poder contener las lágrimas, quien tuvo que sacrificar muchas de las cosas que le gustaba por no tener una buena planificación. La vida no es más que una improvisación y descubrimiento de cosas nuevas, porque nadie sabe realmente como es vivir cierta situación hasta que no la viva. Sin embargo, siempre es bueno tomar en cuenta las recomendaciones de aquellos por los que ya tuvieron que pasar por esa situación. Solo así, aprenderemos sobrellevar los obstáculos que se nos presenten en el camino.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here