La muerte del “Small Talk” en la Up 

0
18

Lyssete Bueno Murga

  • ¡Hola!
  • ¡Hola! ¿Qué tal?
  • Bien, ¿tú?
  • Bien… ¿qué estás llevando este ciclo?
  • Ah Mate 3, Micro… los de la malla, ¿tú?
  • Igual, la PC de Mate estuvo densa ¿no?
  • Sí, horrible… Bueno, ya me tengo que ir, chau
  • Chau

Tiempo perdido = 1-3 minutos
¿Te suena familiar? Pues se llama “small talk”, conversaciones insignificantes relacionadas con temas similarmente insignificantes. El clima, el tráfico, noticias, eventos, la lista es inacabable y en el ámbito universitario se le añaden los cursos, las PCs, las fiestas a finales y parciales, los parciales y finales y muchos más. No obstante, aunque parezca inofensivo el “small talk” es una problemática, y como toda problemática, debe ser solucionada.

¿De dónde proviene el “small talk”?
El “small talk” puede ser considerado una convención social y cultural. En diversas partes del mundo, en especial en Latinoamérica, es una manifestación de cortesía, empatía y familiaridad que puede darse entre colegas de trabajo, un cliente y un vendedor, personas en una misma comunidad, etc.

¿Por qué es un problema?

El “small talk” consume tiempo
Un minuto en tu vida podría no parecer importante pero la situación suele repetirse diariamente. Digamos que sucede cinco veces al día, cinco días a la semana durante todo un ciclo. Eso nos dejaría con 350 ocurrencias durante un ciclo, equivalentes a en promedio 12 horas que podrías invertir en actividades más atractivas o productivas.

El “small talk” es incómodo
Usualmente se da entre dos personas que se conocen, pero no lo suficiente para referirse a la otra como “amigo” o “amiga” por lo cual pueden resultar en una conversación engorrosa o extraña.

El “small talk” molesta a otros
Suele tener lugar en pasadizos, salas de estudio, colas de espera para las impresiones o los bebedores, donde podría resultar molesto para otros por el ruido o el retraso que podría causar.

¿Se puede eliminar?
Sí, y es preferible. El Harvard Business Review menciona que en países como Alemania y China no es común que personas dentro un mismo ambiente laboral interactúen de esta manera debido a dos razones importantes:

  1. Reconocen adecuadamente los momentos para entablar conversaciones: Valoran la productividad por lo cual eligen momentos como almuerzos o cenas entre colegas para conversar.
  2. Procuran conocer mejor a sus colegas, a través del tiempo y por medio de experiencias compartidas u otros gestos de solidaridad o empatía, antes de entablar una conversación. Es decir, no buscan relacionarse con todas las personas a su entorno sino con quienes consideran agradables y desean entablar una amistad.

Por lo expuesto, la autora del presente artículo ha querido hacer un caso en contra del “small talk” y espera que otros estudiantes se unan a la causa con el simple gesto de compartir una sonrisa o un saludo con la mano en lugar de una conversación irrelevante cuando se encuentren con un conocido en la Universidad y no sea necesario interactuar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here